Montroy celebra estos días FIVAMEL, un magnífico escaparate donde se puede encontrar todo tipo de mieles, florales como la de  romero, espliego, azahar, milflores, tilo, eucalipto o tomillo, lavanda y del bosque como la miel de castaño, avellano, pino, brezo, naranjo, limón, aguacate, encina o acacia. Estos son sólo algunas de las más conocidas, pero hay muchísimas más que se pueden encontrar tanto en los establecimientos especializados como en esta Muestra que estará vigente hasta mañana día 14.

Entre las empresas expositoras que producen su propia miel se encuentran “La Casa de la Miel”,  “Mel i Salut Primo Mendoza”, “Mieles Sala Higón”, Naturval Apícola SLU”, “Mediterránea Mellis-Ribes”, “Miel Mayem” o Mel Natur y otras que comercializan la miel y otros productos derivados de la misma como cosméticos o remedios para el sector de la parafarmacia.

La miel la producen las abejas a partir del néctar de las flores,  que estos insectos recogen y combinan con la enzima invertasa que contiene su saliva y que una vez transformado son almacenados en los paneles de sus colmenas. Los beneficios de su consumo para la salud son muchos gracias a los  nutrientes y antioxidantes que contiene.  Es recomendable su consumo en lugar de azúcar para los diabéticos, ayuda a reducir el colesterol malo y puede también  reducir los triglicéridos.

Montroy celebra este fin de semana FIVAMEL

La producción de la miel ha sufrido un pequeño descenso  que sumado con la crisis sanitaria ha necesitado de ayudas institucionales para seguir siendo eficientes.

Algunas de las plagas que sufre el sector son los robos, ya que su explotación se encuentra al aire libre y se hace muy difícil un control exhaustivo de las colmenas. También la avispa asiática es un peligro constante para la apicultura valenciana.

La miel española es muy apreciada en todo el mundo por su excepcional calidad. Ha sido premiada en muchísimas ocasiones por organismos especializados del sector tanto a nivel nacional como internacional. Su trazabilidad y las estrictas normas para su producción y elaboración garantizan un producto con garantías para su consumo.

La Casa de la Miel es una empresa de Carlet que además de producir miel,  la trasforma para aplicaciones terapéuticas e incluso la prepara para productos cosméticos. Comercializa jalea real y propóleo  (un mineral compuesto por resina -secreción orgánica de árboles con características antisépticas y antivirales que es modificada por estos insectos aportando nutrientes y propiedades que son beneficiosas para la salud), en forma de productos diversos.

Mieles Sala Higón son fabricantes y elaboradores de un amplio surtido de mieles, propolios y cosméticos y también elaboran dos licores a base de miel de azahar, uno con base de moscatel y miel (16º) y otro con vino blanco, concentrado de naranja y orujo gallego (30º). Tuvimos la ocasión de degustarlos  y la verdad  es que son ambos unos licores equilibrados y deliciosos.

Naturval tiene su sede en Monserrat y también son fabricantes y productores  como las dos empresas anteriores, con lo que pueden garantizar la trazabilidad de todos los productos que elaboran. Tienen un estrecho contacto con los agricultores y laboratorio propio que les permite garantizar la máxima calidad de su oferta.

Hablamos con Mario de Naturval

¿Qué características tiene la miel de Monserrat?

La miel es un producto tradicional que elaboran varios apicultores de la zona. Nosotros también tenemos colmenas y lo más importante es tener un control de cada floración. Por ejemplo cuando florece el romero, trasladamos las colmenas cerca de él, cuando llega abril y florece el azahar, las trasladamos también cerca del azahar y así sucesivamente con todo los tipos de mieles que  trabajamos. Una vez que la miel ha sido completamente analizada y certificada de que carece de residuo alguno es envasada y se destina ya al consumo.

¿Qué daño os hace las importaciones de miel asiática?

-Nos hace mucho daño claro, al final nos da un bocado en nuestras ventas que se manifiesta en las cuentas de la empresa.

¿Qué consejo darías a los consumidores que desconocen esta presencia en los mercados de las  mieles de importación?

Yo en primer lugar les recomendaría que mirasen antes  la etiqueta que el precio. En el envase ha de poner producido en España, o en su defecto la provincia, en las de importación pone en ocasiones  envasada en España, pero esto no quiere decir que sea de producción española.

Gracias Mario y os deseamos mucho éxito en esta feria.