Gastronomía y turismo
Image default

Exposición L’ombra del Castell, de José Juan Gimeno en Cullera

El pasado viernes se inauguraba la exposición “L’ombra del Castell”  en  Cullera ante  la presencia de numerosos amigos e invitados que no quisieron perderse la oportunidad de ver un nuevo trabajo del pintor José juan Gimeno. El artista, emocionado, mostró su agradecimiento por esta magnífica acogida y comentó las características de las obras  inspiradas en este emblemático monumento. Aprovechó la ocasión para agradecer a Kike Gandía Álvarez,  su compromiso para que este acto, del que ya habían hablado meses atrás, fuera una realidad  y cedió la palabra al poeta Félix García Colomer, que leyó un par de poemas de los que contiene el catálogo de este evento, que también ha contado con su colaboración.

Kike Gandía, Director del Museo de Historia y Arqueología y técnico de Patrimonio del Ayuntamiento local, también mostró públicamente su satisfacción ante estas pinturas  de las que comentó estar hechas a la medida del Monumento más importante de Cullera. Celebró que la época pos-Covid se abriera con este acontecimiento que hacía regresar el  arte a estas instalaciones y aprovechó para anunciar, que junto a esta exposición, vendrían otras iniciativas para completar la oferta artística veraniega ya que la Ciudad siempre ha tenido una inquietud especial por la cultura.

Damos la enhorabuena a Kike Gandía por esta nueva obra y nos explica…

-“Nos ha encantado este trabajo  que es un proyecto específico para el Castillo y que ha llegado después de un confinamiento que nos ha tenido recluidos sin permitirnos disfrutar del arte en directo y en compañía.

¿Cómo nace este proyecto?

-“Nace de unas conversaciones con José, al cual conocí en la Casa de la Enseñanza, aquí en Cullera.  Al ver su obra me llamó la atención esa pericia entre el diseño artístico, el dibujo y la delineación. Me encantó el trabajo que muestra con sus ventanas y cómo estas suelen abrise hacia un espacio exterior, así que quedamos de acuerdo en hacer algo especial para este Castillo”.

¿Qué destacarías de este proyecto?

-“Quizás los colores que utiliza el artista, expresamente conseguidos para identificar esta fortificación donde predominan los tonos terrosos que le dan una personalidad única. Ten en cuenta que todo el edificio está hecho con tapiales de tierra y piedra, tan comunes en las construcciones árabes de aquellos tiempos. Luego también me encanta como juega con los espacios a través de luces y sombras, detalle que refleja la pasión de José por la fotografía”.

¿Hasta cuando se podrá visitar la exposición?

-Hasta el 30 de septiembre

Muchas gracias Kike y enhorabuena.

En L’Hombra del Castell encontramos 16 cuadros de pequeño y mediano formato y una obra escultórica  donde Gimeno utiliza la luz y las sombras como hilo conductor a través del tiempo. Mil años de historia que han producido en la edificación grandes cambios. Pensado desde su construcción por el Estado Cordobés como punto estratégico de los recursos naturales y que ha ido transformándose a gusto de sus numerosos inquilinos, desde la Edad Media hasta las Guerras Carlistas e incluso con modificaciones posteriores.

Pese a ello, Gimeno no lo presenta como un monumento histórico, sino que plasma en sus obras la inherente intimidad de esta construcción, sus rincones más emblemáticos como las saeteras, las torres y otros  espacios que han ido cambiando con el paso de sus distintos moradores y lo hace mediante la combinación de colores cálidos mediterráneos y terrosos que resaltan  las sombras como testigos mudos de su tranformación.

Juan José Gimeno es un artista que suele inspirarse en los paisajes urbanos, edificios, construcciones o estructuras, dotando a sus obras de esos pequeños detalles que suelen pasarnos desapercibidos para entender el contexto de una urbe donde a pesar de la metamorfosis que sufre con el tiempo, no está exenta de privacidad  o de intimidad. Muestra las edificaciones de forma antropológica para entender la esencia del ser humano y su evolución.

José Juan Gimeno ha contado para el montaje de esta exposición con otro gran artista y amigo, como es Miguel Ángel Aranda, cordobés afincado en  Ruzafa, que tiene una extensa obra plástica y reconocidos trabajos de diseño gráfico.

Los que deseen ver esta nueva colección pueden aprovechar y visitar además el Museo Histórico del Castillo, contemplar la majestuosa  Torre de la Reina Mora, la Torre de Miranda, la Torre del Racó de San Antonio, la Torre Desmochada o la Torre Octogonal. También pueden seguir una senda que recorre el antiguo perímetro amurallado o deleitarse con la proyección de algunos audiovisuales sobre Cullera y El Castillo.